ruta por japon 21 dias

Lo que de verdad significa vivir de un blog de viajes

Vivir de un blog de viajes es la leche, lo reconozco. Y lo que nos da Aprendizaje Viajero no puede dárnoslo ninguna empresa ahora mismo.

Y no hablo de dinero, eh? Que también (ya hablaremos más adelante de ello)… sino de una palabra (quizás) más importante aún: la libertad.

Tienes libertad para trabajar donde quieras, cuando quieras y como quieras. ¿Verdad?

Uno se imagina a la típica persona que «vive» (o dice vivir) de un blog de viajes trabajando desde alguna playa paradisiaca mientras bebe piña colada y unos pececillos le comen la roña de los pies.

No es así.

Pero tampoco es vivir en una jaula de 9-18h cinco días por semana. Tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Como cualquier otro trabajo, en cualquier otro sector.

Yo hoy te voy a contar qué es realmente vivir de un blog de viajes, qué NO es vivir de un blog de viajes, y hablaremos de los bloggers «T.E.O.» (sí, es un acrónimo, más tarde veremos su significado).

Qué es vivir de un blog de viajes

Vivir de un blog de viajes es que los ingresos generados a través del blog te permitan sustentarte de forma LEGAL y SANA. Es decir, para nosotros vivir de un blog de viajes no significa decir que lo haces, pero luego pagarte casi todas las cosas con un colchón monetario que tienes previamente.

Vivir de un blog de viajes no es ganar 200€/mes, porque con eso no da para vivir -al menos si no has tenido que ir a refugiarte a Tailandia-.

 Si quieres más Aprendizaje Viajero en modo hater, irónico y sarcástico (o no) echa un ojo al artículo de dar la vuelta al mundo para decir que has dado la vuelta al mundo. 😁🌎

Para vivir de un blog de viajes tienes que conseguir que tu proyecto te dé de comer, te pague las facturas y te haga mantener un nivel de vida al menos igual que el que tenías anteriormente. Y por supuesto, que estés dado de alta de autónomos pagando mes a mes. Religiosamente. EN ESPAÑA (si aquí vives, claro).

Que conocemos varios blogs (ejem) que por ahorrarse unas perrillas se van quitando y apuntando, o van tapando facturas porque sinceramente no les da. En ese caso, chico, piénsatelo dos veces.

Más adelante hablaremos más en modo hater, porque estamos encendidos jajaja.

cómo usar un onsen

Qué NO es vivir de un blog de viajes

Vivir de un blog de viajes NO es despertarte a las 10 am y acostarte a las mil como cuando estabas de Erasmus. No es eso. Vivir de un blog de viajes NO es sacar tu portátil desde la piscina y revisar emails, o estar en un jacuzzi con unas vistas sobre un valle al sur de la India.

Tampoco es esa promesa tan instaurada en INTERNET (sí, con mayúsculas) de quedarte rascándote la barriga mientras ves cómo tus ingresos suben gracias a la tan horriblemente empleada concepción de «ingresos pasivos«.

¿Que tienes varios artículos con Adsense y afiliación? Estupendo. Pero no les quites ojo que Google no te va a dar el privilegio de la primera posición mucho tiempo. Sal del jacuzzi, sécate las manos y ponte a teclear.

Cómo hemos conseguido nosotros vivir de un blog de viajes

Nosotros sacamos Aprendizaje Viajero más como una bitácora de nuestros viajes (por ese entonces estábamos recién conocidos, ya que el proyecto nació poco menos de un año después de empezar a salir nosotros).

Un año después tuvimos la ocasión de irnos a Sudamérica y vivir en Bolivia durante 14 meses, cosa que nos vino de perlas para hacer lo que más nos gusta: viajar. Allí, pese a seguir ambos trabajando, pudimos recorrer Sudamérica y escribir (mucho) sobre miles de lugares y consejos. Fuimos estudiando SEO, conceptos de Marketing Digital y tropezando con miles de piedras hasta que nos encontramos con que poco a poco la web tenía más y más visitas.

Con sus subidas y bajadas, por supuesto.

Buscad-ofertas-de-Port-Aventura-2x1-40-de-descuento-20-de-descuento-etc

Al año y pico teníamos ya 100.000 visitas al mes y decidimos abrir la puerta a la monetización. Ya que le estábamos dedicando tantas horas al día, podríamos sacarle algo de provecho, ¿no?

La web había nacido un abril de 2017 y en agosto de 2018 sobrepasamos las 600.000 visitas. Vimos que cada vez más gente nos leía, y que nuestros artículos se iban posicionando más alto, pese a todavía ser una web muy nueva.

En diciembre de 2018 regresamos a España después de año y pico por Sudamérica y con un proyecto tocho-tocho en nuestro haber. Teníamos muchísima ilusión y una decisión que tomar: ¿saltamos?

Decidimos trabajar a tiempo completo para Aprendizaje Viajero y juntos conseguimos ir engordando el proyecto, trabajando muchas horas y en todo tipo de lugares, hasta el punto de sobrepasar las 7 millones de páginas vistas en 2019.

Y dinero como para poder vivir en Madrid centro, cómodamente, y viajando al menos un par de veces al mes.

Pero ahora os estaréis preguntando… ¿y cómo le sacáis pasta? ¿De verdad podéis vivir de un blog de viajes? Veamos…

que ver en santillana del mar en una tarde

Cómo se monetiza un blog de viajes (aquí está la chicha)

Probablemente muchos estaréis pensando que aquí os vamos a soltar la típica parrafada de que necesitas mucho esfuerzo, y dedicarle mucho trabajo… que tienes que conseguir entender a tus lectores, y que patatín y patatán.

Es todo cierto.

Lo siento.

Antes que nada, para monetizar y poder vivir de un blog de viajes necesitas visitas. Muchas visitas. Nosotros no somos los típicos que con 2.000 visitas al día ya cubrimos de publicidad nuestra web. No queremos eso. Decidimos esperar a tener 100.000 visitas al mes para comenzar con la estrategia de monetización, que llevamos a cabo en dos pilares fundamentales:

  • Afiliación con empresas
  • Publicidad de Adsense

No necesitas más, de verdad.

La afiliación con empresas son acuerdos que tenemos con empresas importantes del sector (véase Skyscanner para comprar vuelos, Civitatis para reservar entradas o tours, Booking para reservar hoteles, etc…).

Nosotros las usamos a diario y en cada viaje, por lo que entendemos su funcionamiento y sabemos exprimirlas al máximo.

El estar afiliados a ellas significa que nosotros recomendamos productos suyos (un hotel aquí, un vuelo barato allí) y por cada venta la empresa en cuestión nos reporta un porcentaje ínfimo y el precio para el que lo reserva es el mismo, por supuesto. Ah, y todo lo que recomendamos lo conocemos y lo usamos.

Si nos gusta este hotel de Londres o hemos visto que comprando aquí las entradas del Coliseo de Roma te saltas la cola, pues lo decimos. Nunca recomendamos cosas que no nos gustan ni que no aconsejaríamos a amigos o hermanos.

Porque Aprendizaje Viajero surgió de eso, primero de una bitácora de viajes, un cuaderno virtual para recordar nuestros viajes, y terminó siendo un lugar de consejos y recomendaciones para ahorrar tiempo, dinero y esfuerzo viajando a mil lugares.

Sí, monetizamos a través de la afiliación y de que alguien reserve estos servicios a través de nuestra web. Peeeeero también tenemos publicidad display (anuncios de toda la vida) en algunos artículos con bastantes visitas. Esos los monetizamos por click, y vienen regidos por la autoridad de Don Google, dios inapelable y Ojo que todo lo ve.

como-vivir-de-un-blog-de-viajes
Seeeeeeeo seeeeeeeeo

Los Tramposos, Envidiosos y Orgullosos

Ahora viene la parte más hater y en la que me tendré que controlar. Prometo revisarla un par de veces aunque probablemente termine pidiendo perdón en algún momento. Pero bueno, si habéis llegado hasta aquí probablemente ya me conozcáis un poquito jejeje.

Pasamos a los denominados (TEOs), o bloggers tramposos, envidiosos y orgullosos. Vayamos punto por punto:

Los Tramposos: Son aquellos que exprimen su web y la cargan de anuncios y de enlaces por todas partes. Son capaces de poner publi de casas de apuestas con tal de recibir 3€ más al mes. Los tramposos son aquellos que dicen vivir de un blog de viajes para que la gente les oiga, pero luego tienen pastuki «escondida». Son aquellos que no están dados de alta como autónomos (o al menos no constantemente), son aquellos que tienen que irse a, qué se yo, Irlanda, para evadir impuestos, y es gente que no nos mola nada.

Los Envidiosos: Hace poco sacamos en la web un artículo que tuvo mucha repercusión. Quizás por su tono algo «hater» o quizás por el tipo de escritura algo más fuera de lo habitual, pero de verdad, ¡triunfó muchísimo! Se llama «Dar la vuelta al mundo para decir que has dado la vuelta al mundo«. En él hablamos de la envidia, y de cómo muchos bloggers necesitan subirse al carro de las modas viajeras para tener un titular.

Los Orgullosos: Son aquellos que dicen que viven de un blog aunque tengan que comer pan bimbo con aire cada día. Chapeau. A nosotros nos ha costado meses poder decir que vivimos de esto y todavía (quién sabe por qué) lo decimos con la boca pequeña. Es culpa nuestra, lo sabemos, pero todavía no hemos dado ese paso, y nos cuesta más en público que escondidos detrás de WordPress.

Pero no todo es coser y cantar. Porque vamos con uno de los últimos puntos que queremos mencionar: Lo que nadie te contó de quienes vivimos de un blog de viajes.

que-ver-en-el-parque-de-nara
¿Se avecina terremoto?

Lo que nadie te contó de quienes vivimos de un blog de viajes

Nadie te cuenta los madrugones, la cantidad de horas solitarias frente al teclado o investigando al señor Google… Nadie te cuenta el nerviosismo, la inestabilidad, el riesgo. Nadie te cuenta el salto al vacío que conlleva, la cantidad de pagos, la gestión. Nadie te cuenta la excitación.

Porque sí, vivir de un blog de viajes mola que te cagas, porque tienes libertad. Aun así nosotros nos hemos puesto el traje de oficina y trabajamos a diario de 9-18h. ¿Que nos tomamos un par de horas para comer? Pues sí, todo sea dicho. No tenemos que rendir cuentas a nadie salvo a nosotros. Pero aun así, se curra. Y mucho.

Pablo tiene alquilado un coworking desde donde curra todos los días. Porque necesitamos a veces tener ese sentimiento de profesionalidad para poder desempeñar este trabajo (porque eso es, un trabajo) y hacerlo de una forma adecuada.

⚠️Lo decimos aquí para que quede muy claro.

Todo lo anterior es lo que pensamos nosotros que significa vivir de un blog de viajes. Hay gente que se va a vivir al Sudeste Asiático y dice que vive del blog, ¡nos parece perfecto!

No todas las circunstancias son iguales y tampoco lo son los modos de vida de cada persona

Con esto nos despedimos y os esperamos (qué miedo) en los comentarios más abajo.

¡TE AYUDAMOS A AHORRAR CON ESTOS DESCUENTOS!
mejor hotel viajes

RESERVA AQUÍ los mejores HOTELES con descuento en Booking

que visitar viajes

RESERVA AQUÍ las mejores EXCURSIONES Y TOURS

viajar blog de viajes

COMPARA AQUÍ los mejores precios de VUELOS

que ver en turismo wikipedia

CONSIGUE AQUÍ un 20% de DESCUENTO en tu SEGURO DE VIAJE: Código APRENDIZAJEVIAJERO

 

24 comentarios en “Lo que de verdad significa vivir de un blog de viajes”

  1. Hola, qué tal?
    Tienes toda la razón, en un currazo llevar hacia adelante un blog y luego tener la habilidad para sacarle dinero.

    Qué pasada la de visitas que consiguisteis con tan poco tiempo de existencia.

    Saludos.

    Responder
    • ¡Hola, José! Muchas gracias por tu comentario 🙂. Es verdad que cuando realmente te das cuenta del currazo que tiene un blog es cuando te pones con el tuyo jejeje Pero eso, todo es ponerse y darle mucha caña 😉. ¡Un saludo!

      Responder
  2. Hola chicos! No se como me perdí este artículo y hoy surgió en mi muro de Faceclub… pues creo que de verdad habéis dado un par de zascas merecidos a más de uno. No puedo estar de acuerdo en todo pero me gusta el estilo y vuestra reflexión. Para mi, no es una manera de vivir, sinceramente me faltaron… en su día para dar el salto. Pero siempre nos ilusionamos con ¡todos los números! Los del dinerico, pero también las visitas, los nuevos amigos, los comentarios. Creo que eso es lo que nos anima a ello, más que dinero, la ilusión de saber que nos leen. Y si cae algo pues bienvenido, lo gastamos en fiestas con los amiguetes casi siempre. Espero que sigáis creciendo, ser honesto como vosotros en este mundillo no es frecuente y ¡se agradece vuestra existencia! Un abrazo

    Responder
    • Hola José Luis, muchas gracias por escribirnos 🙂 Os echamos de menos este Birratour!! Que vaya paliza nos disteis a todos contestando a las preguntas jajajaja si, esto da para una conversación laaaarga. La ilusión siempre es la motivación más importante 🙂 Un abrazooo

      Responder
  3. Enhorabuena por vuestro blog, recién acabo de conocerlo y me ha encantado. Vuestra forma de comunicar es un regalo.Veo que no conocéis mucho aún mi tierra, mi Andalucía, cuando el panorama post COVID mejore os invito a que la visitéis y os enamoréis de cada una de sus provincias.

    Un abrazo muy grande desde el sur.

    Responder
    • ¡Hola, Loli! ¡Muchas gracias por escribirnos 😊! Pablo sí que la conoce bastante bien, aunque es verdad que en el blog todavía no hemos escrito demasiado. Sin embargo, a mí (Let) es verdad que me quedan muchos sitios por descubrir. Teníamos algún viaje planeado ya a Andalucía, pero ha tocado dejarlos para más adelante, pero obviamente los retomaremos 😉.

      Responder
  4. Muy buena Pablo y Let, toda la razón del mundo vivir de un blog de viajes esta sobre valorado xD Yo aún estoy esperando ese mojito en alguna playa de Koh Samui xD.
    Yo creo que con lo que nos tenemos que quedar es con todo lo que estamos aprendiendo por el camino. Y disfrutarlo desde ya, sin esperar ese mojito. Un abrazo y animo con vuestro proyecto!

    Responder
  5. Muy buen artículo, me he reído bastante la verdad. Nosotros también estamos empezando con el blog e investigando sobre monetización es increíble la cantidad de vende humos que te puedes encontrar por internet.
    Gracias por vuestro ejercicio de transparencia y enhorabuena por el blog ojalá tuviera yo la mitad de verborrea que tienes.

    Un abrazo chicos

    Responder
  6. He tardado en leer el post pero me ha encantado! Estoy harta de niñas de papá diciendo que viven del blog cuando deben ganar 200€ al mes máximo pero papi y mami les pagan los vuelos al otro lado del mundo y luego hacen colaboraciones con hoteles o directamente blogtrips. ¡Eso no es vivir del blog! Y sobre todo, es muy peligroso porque das una imagen de Mr. Wonderful de que «si quieres, puedes» que no siempre es así… En fin, no sigo, que me enciendo… ¡Tenemos unas cervezas pendientes chicos!

    Responder
  7. Hola Chicos,
    el articulo nos ha encantado.
    La gente, de verdad, no sabe el trabajo que cuesta tener un blog.
    Simplemente generar contenido, actualizarlo, seguir todas las directivas de SEO y otras herramientas es bastante dificìl.
    Chapeau!! A vuestro coraje y perseverancia. Estamos seguro que alcanzareis los mejores resultados del mundo.
    Un saludo viajero

    Responder
    • ¡Hola, Claudio!
      Mil gracias por estas palabras 😍, la verdad es que no se sabe hasta que tienes uno, y ¡¡madre mía si es trabajo!!
      Pero también es verdad que nos encanta lo que hacemos y que cada artículo lo hacemos con muchísimo cariño.
      ¡Hasta la próxima 😉!

      Responder
  8. Nos sorprendió mucho el relato.

    Nosotros llevamos viajando 3 años y tenemos un pequeño blog de viaje y nos gustaría tomarnos las cosas con más seriedad.

    Los leemos constantemente… Muchas gracias y les deseamos lo mejor en su viaje

    Responder
  9. Muy buen artículo, La información que ofreces es clara y se entiende a la perfección, enhorabuena. Me ha parecido muy interesante la manera de poder monetizar cualquier blog de viajes y lo pondré en practica en un futuro. Creo que también dos formas muy buenas de poder generar ingresos por Internet son como afiliado a cualquier sitio web o bien vendiendo productos propios vía Internet, para mi dos buenas opciones actualmente. Yo personalmente estoy generando ingresos mensuales con Amazon Arbitrage desde hace 4 meses y la verdad que ahora tengo mucho mas tiempo para poder estar disfrutando de mi familia y amigos, aquí te puedo dejar mas información por si a alguien le sirve de ayuda al respecto, un saludo!

    Responder

Deja un comentario

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Leticia Gómez como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos se realiza solamente para responder a tu consulta. Estos datos estarán almacenados en los servidores de nuestra web. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a [email protected] Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad