Qué ver en Heidelberg, la universitaria y romántica ciudad de Alemania
5 (100%) 3 votes

¿Qué os puedo contar yo, Let,  sobre qué ver en Heidelberg que no hayáis visto ya en un montón de sitios?

Ante todo deciros que Heidelberg es una de mis ciudades favoritas ya no sólo en Alemania, sino en Europa. Y mi porqué es muy certero: viví allí unos de los 7 meses más bonitos de mi vida. Después de 7 meses de recorrer sus calles, conocer sus bares, gentes, comida… puedo deciros que merece una y mil paradas en el camino. Hoy os quiero recomendar los imprescindibles que tenéis que ver en Heidelberg que a mí me hicieron feliz durante esos 7 meses.

¿Me acompañáis en este remember por mi ciudad romántica favorita?

Qué ver en Heidelberg en 2 días

Como ya he dicho en Heidelberg estuve viviendo 7 meses mientras realizaba unas prácticas. Tuve la suerte de trabajar en el Altstadt (casco antiguo de la ciudad) y todos los días recorría la calle principal y me empapaba de ese carácter alemán, y romántico a la vez, tan suyo. Escribo estas líneas y los recuerdos me inundan y no dejo de pensar en la próxima vez que gire sus esquinas.

Relacionado: 9 cosas que hacer en Heidelberg para sentirte parte de la ciudad. 

Hauptstrasse (Calle principal)

Cada uno de los días que caben en esos 7 meses que estuve en Heidelberg recorrí la Hauptstrasse. Hauptstrasse pa’rriba, Hauptstrasse pa’bajo.
Es la calle principal de la ciudad y su motor; conecta Heidelberg desde Bismarckplatz hasta Karlstor. Voy a usar esta calle como hilo conductor para contaros qué ver en Heidelberg. Todo lo que tenéis que ir viendo desde que partís de Bismarckplatz y los callejones que tendréis que ir tomando para no perderos nada de esta espectacular ciudad.

que ver y hacer en Heidelberg

Studentenkarzer (Cárcel de estudiantes)

Avanzando por la Hauptstrasse, a mano derecha nos encontramos con Augustinergasse, un callejón que te abrirá las puertas a un “museo” que no te esperas.

Ante todo, decir que Heidelberg es como la Salamanca de Alemania y donde hay estudiantes, hay fiesta.  Y, a veces, la fiesta se nos va de las manos, para qué engañarnos… Esta es una de las razones por las que desde 1778 y hasta 1914, estuvo funcionando en la ciudad la Studentenkarzer, una cárcel para estudiantes. Aparte de por borracheras, muchos estudiantes acababan la jornada en este lugar por peleas, hurtos y demás delitos menores.

Con el tiempo, se convirtió acabar en la Studentenkarzer se convirtió en algo así como la prueba de fuego de muchos universitarios. Actualmente, podrás visitar esta cárcel tal y como estaba durante los años de utilización.

Marktplatz (Plaza del mercado)

Si volvemos a la Hauptstrasse y seguimos caminando, en menos de 400 metros nos encontraremos con Marktplatz. Esta plaza se sitúa en pleno Altstadt, casco antiguo de la ciudad. Como su nombre indica, era la plaza donde se disponía el mercado de la ciudad, hoy en día está llena de cafés y restaurantes que sacan sus terrazas al buen tiempo (y no tan bueno) de la ciudad.

La plaza queda centralizada por la Herkulesbrunnen, la fuente de Hércules, que se construyó a principios del siglo XVIII y representa la fuerza de la ciudad en sus tareas de reconstrucción tras la Guerra de los Nueve Años.

Pero, esto no es lo único que podrás ver en esta plaza, aquí también se encuentra el Rathaus (ayuntamiento), la Heiliggeistkirche (iglesia del Espíritu Santo) acabada a finales del siglo XV y el Hotel zum Ritter, un singular edificio construido a finales del siglo XVI que actualmente es un hotel y restaurante. Un lugar importantísimo que ver en Heidelberg.

Kornmarkt (Plaza del grano)

En los 7 meses que viví en Heidelberg, mi cuerpo serrano pasó por tres casas diferentes jajaja y una de ellas estaba muy cerca de esta plaza. Tuve la suerte de vivir aquí cerquita cuando estaban los mercados de Navidad, abría mi puerta y me daba de bruces con esta plaza y su mercado.

que ver en Heidelberg Alemania

qué ver en Heidelberg Alemania

Por lo general, es una plaza mucho más tranquila que Marktplatz, pero no te la puedes perder si quieres ver cómo el castillo de Heidelberg la sobrevuela. En el centro de la plaza, podrás ver una estatua de la Virgen María, la Madonna, erigida por jesuitas en el siglo XVIII para promover el catolicismo. Otra de las cosas interesantes de Kornmarkt es el trazado de una antigua capilla que todavía puedes ver en el suelo.

Karlsplatz (Plaza de Carlos)

Y como parece que Heidelberg va de plazas, si dejamos atrás Kornmarkt nos daremos de bruces con Karlsplatz. Esta plaza se encuentra justo a los pies de lo que llevamos buscando desde que salimos de Bismarckplatz, el castillo de Heidelberg.

Es una plaza mucho más tranquila que las anteriores, en la que podrás ver la Academia de ciencias de Heidelberg y el Palais Boisserée. En el centro de la plaza hay una fuente que recuerda al humanista Sebastian Münster, otro lugar turístico clave que ver en Heidelberg. En Navidad, como toda la ciudad, esta plaza también se transforma e instalan una famosa pista de hielo.

Heidelberger Schloss (castillo de Heidelberg)

Llegamos a la joya de la corona de la ciudad de Heidelberg, su castillo. Aunque la finalidad es visitar por dentro el castillo de Heidelberg, para mí las mejores vistas son desde lejos, desde el otro lado del río. Cruzando el río podrás obtener una de las famosas postales (con cámara propia) de la ciudad.

Pero bueno, yo te recomiendo que pruebes la experiencia de subir en el modernísimo funicular que te deja en la entrada del castillo. Para agarrarlo tendréis que regresar a Kornmarkt y en el precio de subida también se encuentra la visita a los jardines del castillo, el museo de farmacia y la visita a la Großes Fass, uno de los barriles de vino más grande del mundo.

castillo de Heidelberg que ver

Este moderno funicular sube hasta la parada de Molkenkur, pero si quieres continuar hasta lo más alto de Königstuhl (la montañita donde esta el castillo), tendrás que hacer trasbordo, esta vez, a uno de los funiculares más antiguos del mundo.

El castillo, o más bien sus ruinas, es de estilo renacentista y su actual estado se debe, sobre todo, a una serie de rayos en el siglo XVI y XVIII que provocaron consiguientes incendios. Pero este estado, en mi opinión, no hace sino sumarle encanto.

Karl Theodor Brücke (Puente de Carlos Teodoro)

Otro de los símbolos de Heidelberg es este puente, conocido como Puente Viejo. Es uno de los lugares más visitados de la ciudad y desde él se toman fotos fantásticas del castillo. El puente cruza el río Neckar y conecta el Altstadt (casco antiguo) con la otra orilla donde se encuentra Heiligenberg. En la parte de la ciudad antigua podemos ver como el puente acaba en una preciosa puerta con dos torres blancas que pertenece a la antigua fortificación de la ciudad.

que ver en el castillo de Heidelberg

En uno de los lados de esta puerta encontrarás la estatua de un mono que da mucho juego y tiene una curiosa historia. Como muchas estatuas diseminadas por ciudades de todo el mundo, si tocas una parte específica de esta, sus dedos, volverás a Heidelberg; si tocas unos ratoncillos que hay junto al mono tendrás muchos hijos y si te miras en el espejo que sujeta el mono, podrás ver otro (es broma jajajaja).

 

Philosophenweg (camino de los filósofos)

Al cruzar el Puente Viejo, llegarás a los pies de Heiligenberg, la Montaña Sagrada, y justo allí podrás coger el Schlagenweg que conecta directamente con el famoso Philosophenweg. Pero si lo quieres hacer entero, te aconsejo que te des un paseo a orillas del Neckar, el río de la ciudad, y llegues hasta Bergstrasse, la tomes hacia la derecha y la primera calle que encuentres otra vez a tu derecha será el Philosophenweg. Eso sí, es una subidita fina, así que ÁNIMO.

que hacer en Heidelberg Alemania

Vistas desde el Philosophenweg

Se llama Philosophenweg, porque los filósofos de la universidad venían aquí a encontrarse con ellos mismos o a evadirse del mundo, seguro. Durante el camino no vas a dejar de sacar fotos en su infinidad de miradores, te lo aseguro. Por este camino irás subiendo la Heiligenberg, y lo que encontrarás en su corazón te lo cuento en el siguiente punto.

Heiligenberg

Esta es la Montaña Sagrada de Heidelberg y uno de mis lugares favoritos de la ciudad. No es solo su nombre lo que le hace ser mágica. Es un lugar perfecto para salir a dar un paseo o simplemente respirar un poco de naturaleza. Pero lo que hace de esta montaña un lugar espectacular es lo que te encuentras allí sin esperártelo. Si quieres que Heiligenberg te sorprenda, para de leer. Si no puedes esperar y eres una curiosa, acompáñame.

Esta montaña tiene vestigios de la época de los celtas, pero hoy te encontrarás las ruinas de dos conventos de la época medieval. Como el convento de San Miguel, abandonado en el siglo XVI, o el convento de San Esteban.

qué ver en Heidelberg en dos días

Pero si hay algo que a mí me dejó con la boca abierta fue Thingstätte, un anfiteatro construido durante el Tercer Reich. Quién te diría que caminando por la Hauptstrasse, ibas a tener a escasos pasos un enormérrimo anfiteatro nazi. Yo cuando lo vi, me quedé bastante loca. Te sobrepasa su inmensidad. Hoy en día, se usa, sobre todo, durante la noche de Walpurgis, la de las brujas, del 30 de abril al 1 de mayo. Cientos de jóvenes se juntan alrededor de fuegos para bailar, beber y decirle “hola” a la primavera.

¿Dónde comer en Heidelberg rico, rico?

Marstall

No sé si rico, rico, pero, barato sí. Y es que este edificio se ha convertido en uno de los comedores universitarios de la ciudad. Por lo que, aparte de comer tipo buffet, volverás a tus años mozos jajaja Yo fui un par de veces a este comedor (Mensa) y la verdad que salí bastante contenta. Podrás probar platos típicos por mucho menos precio que en otros restaurantes de postín.

Palmbräu Gasse

Este restaurante está en todas las listas de sitios dónde comer en Heidelberg. Aquí podrás disfrutar de comida típica alemana como el codillo. Este sitio es un poco más caro, pero, oye, un día es un día. Yo la verdad es que fui solo una vez y de comida de Navidad con la ofi 😉

Die Kuh die Lacht

Este sitio es, para mí, uno de los mejores de la ciudad para comer hamburguesas. Die Kuh die Lacht, que se traduce como la vaca que ríe (sé que este nombre no le hará mucha gracia a bastantes personas…), se encuentra en la Hauptstrasse, a nada de la cárcel de estudiantes. Yo tengo que decir que las hamburguesas están buenísimas, de verdad. Y que no cunda el pánico que también hay platos sin carne.

Café Extrablatt

Puede que no sea el mejor lugar de Heidelberg, pero la verdad es que íbamos un montón. Podrás encontrar el Café Extrablatt en el número 53 de la Hauptstrasse. Aquí podrás tomar desde un café con una riquísima tarta alemana (porque ya sabemos que en tema repostería los alemanas van un paso por delante jajajaja) hasta un típico Schnitzel (filete empanado).

Raja Rani, comida india en Heidelberg

Y os puede parecer curioso, pero en los 7 meses que pasé en Heidelberg me hice adicta a la comida india, más bien a este restaurante de comida india. Y es que no he vuelto a comer en un indio mejor y he probado eeeh. Trabajaba muy cerquita del Raja Rani y muchos mediodías me escapa para comer un Chicken Tandoori Masala acompañado de un mango lassi. Me gusta tanto este sitio que llevé a mi madre y hermana cuando vinieron a verme. Si os gusta la comida india tenéis que ir, sí o sí.

Dónde dormir en Heidelberg

Para una vivencia completa de Heidelberg, yo aconsejo una estancia de unas dos noches. Experimentar la ciudad cuando cae el sol es algo que no os podéis perder.



Booking.com

Qué visitar en Heidelberg, Alemania

Heidelberg es una ciudad que no olvidaréis. Esta lista es una mínima parte de todo lo que ver en Heidelberg, pero la verdad que para 2 días me parece el plan perfecto.

Qué ver en Heidelberg, Alemania

Cualquier cosa que necesitéis o si os parece que me falta algo súper imprescindible, no dudéis en dejarnos un comentario.

Aaah se me olvidaba, algo básico para moveros por allí será el ein Bier, bitte. 😉