El cielo sobre Sudamérica

como llegar a pan de azucar chile brasil

✅ Este artículo podéis leerlo, pero también podéis escucharlo. O hacer las dos cosas a la vez. 

La palabra galesa Hiraeth describe lo que tantas otras en tantos otros idiomas. Sehnsucht, saudade, morriña… en Cantabria decimos murria, pero todas vienen a significar lo mismo: una nostalgia de algo o alguien casi inexplicable.

Escribo esto desde el que ha sido mi hogar en Madrid durante 5 años. Encierro poco a poco recuerdos en cajas.
Le he dicho a Pablo que no se preocupe. Que aquí, ahora, me tocan lágrimas de tristeza, de despedida. Pero que cuando vuelva a abrir las cajas, en NUESTRO nuevo hogar, seré alegría.

Lloro por la pérdida, pero no por esta. Lo sé, el desapego me haría más feliz. Soltar.
Cómo te odio, Marie Kondo.

Escribo esto desde un hogar en el que he vivido, pero que no ha sido mío. Escribo esto pensando en los metros cuadrados de otro del que no me tendré que mover. Que recibirá mis cosas con estabilidad. Que las guardará cuando yo esté lejos.

salar de uyuni

Escribo esto pensando en otros cielos. En las distintas tonalidades de un ancho espacio. En estrellas sobre unas laderas marrones. En caminar sin respiración. 

Escribo esto pensando en lo que echo de menos esos cielos. En lo incongruente y sencillo que es sentir todo esto. Revuelto. Que choca, pero que acaba todo en su sitio. Echar de menos muchas cosas y quererlas todas a la vez. No se puede. O sí. 

que hacer en cartagena colombia

Quizás no lo entendáis. Pero tener una casa mía me da paz para poder marcharme. Para saciar al monstruo que echa de menos otros cielos. 

Hace cinco años que vivo en esta casa que ahora voy a dejar. Cinco años desde que dejé ese otro espacio que es amplio, luminoso, inabarcable. Han pasado cinco años desde que quiero volver. 

ilha grande Brasil

Cada lugar se queda con un trocito de nosotras. Nos invade la cabeza. Nos pasa dos veces por el corazón.
Esos cielos que no eran planos, que llovían, tronaban, que se oscurecían. Esos cielos que se confunden con estos otros nuestros son en los que quiero pensar. 

Miro al cielo e imagino lo que hay debajo. 

Miro al cielo, esperando que al mirar derecho vea lo que pienso. Lo que espero. 

que-ver-en-bolivia-la-paz

Esos cielos que nos cubrían a todos, a todas. Que nos hacían pensar en lo que habría más allá. En lo que habría debajo. En quién más los estaría mirando. 

Yo quiero volver a caminar bajo esos cielos. Dormir por la noche sabiendo que están ahí.
Que se aclararán temprano y me volverán a descubrir lo que tanto echo de menos. 

Yo quiero envolverme en esos cielos. 

Murria, morriña, saudade, Sehnsucht, hiraeth… 

La memoria que soy yo; tatuada en mi piel. Te piensa a ti: ancha, salvaje, distinta, de pie. 

Desde esta casa, que ya no es mía. Cerrando cajas que irán a un espacio que sí lo es. 
Pienso en ti, que también lo fuiste.  

Sé que estamos más cerca, querida. 

donde queda el salar de uyuni

Deja un comentario

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Leticia Gómez como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos se realiza solamente para responder a tu consulta. Estos datos estarán almacenados en los servidores de nuestra web. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a info@aprendizajeviero.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad