Broadway y los Knicks (NBA) – Shows imprescindibles en Nueva York
5 (100%) 1 vote

Shows imprescindibles en NY

Lo llevábamos claro antes de pisar Nueva York: Let quería ver una obra de Broadway y yo un partido de los Knicks.

Hicimos lo posible y, tras muchos estudios de precios y funciones, de fechas y mapas de butacas, conseguimos acudir a ambos eventos de una manera bastante (económica) barata.

Broadway, una sorpresa inolvidable

Primero, para Broadway decidimos ir a ver el musical de Matilda. Es quizás de las cosas más espectaculares que he visto en mi vida. Incluso ahora mismo se me ponen los pelos de punta recordándolo.

Un montón de niños que cantan de manera perfectamente sincronizada, con unos juegos de voces preciosos y coreografías impecables.

Conseguimos las entradas a través de los tan famosos rush tickets, lo que significa hacer cola el mismo día de la función en la puerta de la taquilla del teatro. Abrían a las 10h y por precaución decidimos llegar casi una hora antes, para hacer cola.

Por 32$ salieron a la venta unas 12 butacas, y nosotros conseguimos las nuestras (¡eran las últimas!).

Dicen que son partial-view pero exageran demasiado, son laterales en la sexta o séptima fila, justo al lado de gente que ha pagado (full price) sus 120$ como poco. Y estamos a tres asientos de diferencia. Pero vamos, que al empezar el evento se ve alguna butaca libre y puedes cambiarte de asiento, no hay problema.

Si volviese pronto a Nueva York, volvería a hacer lo mismo, rush tickets por 32$ a otros eventos de Broadway.

Broadway-Matilda-Nueva-York

http://www.broadwaybox.com/shows/matilda/

New York Knicks – La NBA por fin en directo

Y para la NBA habia dos opciones: Los Knicks contra los Timberwolves o un desequilibrado Nets-Clippers, a mitad de precio. La opción fue la primera, porque soy muy fanático de la NBA y no podía irme de Nueva York sin entrar dentro del Madison Square Garden.

Las entradas, (muy) anticipadas y online, por 80$ en el gallinero si el partido no es partidazo. Mereció la pena, porque ver a Rose, Melo y Porzingis hacer de las suyas contra Wiggins, Rubio, Towns… ¡Fue una auténtica pasada! Y encima en el año rookie de Willy, tremendo.

Eso si, si acudís al Madison id bien cenados, porque los perritos calientes rondan los 8$, las cervezas casi tanto, y el número que acompañaba a las minipizzas no se yo si era un número de teléfono o el precio final (exagerado). Además, para entrar os cachean como en el aeropuerto.

No puedes meter ni una mísera botelluca de agua, asi que repito, id bien saciados.

Nueva York Knicks Madison Square Garden